Translate

viernes, 1 de febrero de 2013

Tapetes

 
 
Se suele decir que los niños nacen con un pan debajo del brazo, sin embargo yo nací con un ganchillo y un ovillito de lana.
 
El ganchillo me enganchó cuando era una niña de apenas 6 años y desde entonces ha sido y es mi compañero de momentos ociosos. No recuerdo ningún momento de mi vida sin estar haciendo alguna labor de ganchillo.
 
Aunque me gusta hacer todo tipo de labores, esta me resulta muy cómoda ya que puedes llevarla en el bolso y hacerla en cualquier lugar sin necesitar más materiales que el ganchillo y el hilo.
Y todas las cosas tan bonitas y útiles que se pueden hacer..... son infinitas.
Os dejo imágenes de algunas de mis creaciones. Si alguien quiere saber como se hacen no dudéis en preguntármelo, aunque si tenéis un poco de practica en este arte no creo que sea necesario.
 
 
 
 
 
 
 

Que no pare esa aguja.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.