Translate

miércoles, 30 de enero de 2013

Comenzando a bordar



Si ya tenemos elegido y dibujado en la tela el motivo que queremos bordar, podemos comenzar.

Una vez colocada la tela en el bastidor bien tensada, situamos la aguja de la máquina justo encima del inicio del bordado, en este caso comenzaremos por cualquier extremo de uno de los pétalos o de una hoja. Traspasamos la tela con la aguja y la subimos haciendo salir hacia el exterior el hilo de la canilla y a continuación damos dos o tres puntaditas en el mismo lugar para que así quede rematado el hilo.
Ahora colocamos el cordón junto al hilo (debe de estar encima del dibujo y dejando un trocito de 1cm. hacia detrás, como veis en la foto de la cabecera) y damos unas puntadas sobre el propio cordón para que quede sujeto a la tela. Comenzamos a bordar haciendo pasar el hilo de un lado al otro del cordón, intentando que las puntadas queden muy juntas y sin montarse unas encima de otras y vamos avanzando así toda la línea. Cuando tengamos que cambiar el sentido de la labor es muy importante que la aguja esté introducida en la tela para que esta no se desplace. Una vez terminado hacemos unas puntadas juntas para que el hilo quede rematado.

Sin cortar los hilos llevamos la labor al inicio de
otro pétalo y procedemos de igual forma, siempre dando unas puntadas al principio y al final.

En la imagen de la derecha podéis apreciar el revés de la labor donde se ve el hilo de la canilla ir de un punto a otro. Una vez terminado el bordado cortaremos todos los hilos a ras de la tela además de los cabos del cordón que asomen fuera del bordado.


Si tu máquina es de pedales, ahora es todo cuestión de ritmo entre los pies y las manos. Hay que practicar mucho para conseguir hacerlo bien. A mí todavía me cuesta ya que llevo muchos años sin bordar a máquina, pero recuerdo bastante bien la técnica y es un poco como montar en bici.

En la siguiente entrada de Bordado, vamos ha hacer bodoques, punto de incrustación, y bordado recortado. ¿Te atreves?

lunes, 28 de enero de 2013

Mi huerto


Amanece un día soleado después de varios días de frío, nieve, viento y de todo. Esto despierta mis ganas de planificar la siembra para la primavera, aunque es demasiado pronto, saco del garaje mi caja de semillas y me encuentro todas estas, además de unas patatitas que guardé este otoño procedentes de la cosecha de un familiar y que tengo intención de plantar.

Aún no puedo poner fotos de mi huerto pero para que tengáis una idea está formado por dos bancales de 5m. por 1,20 m. En este momento uno de ellos está vacío a excepción de tres matas de brocoli que se han subido a flor y están llenos de florecillas amarillas, y en el otro tengo unos 100 ajos que quiero recoger pronto para comer tiernos, pero todavía están algo flacuchos.

Todos los años desde que tengo el huerto he plantado tomates, pimientos, cebollas, judías, etc. obteniendo resultados diferentes cada año, pero en los dos últimos años los tomates y pimientos no se han dado demasiado bien; los tomates echan la primera flor y dan algunos tomates pero las siguientes floraciones se caen o se secan y con los pimientos ocurre casi lo mismo aunque desde finales de agosto hasta bien entrado octubre parece que mejoran. No se porque ocurre esto pero creo que es debido al excesivo calor de las horas centrales del día y no se como solucionarlo. Otro problema es la araña roja que ataca a las tomateras sin compasión. En general esos son los mayores problemas, lo demás algún pulgón que otro y poco más.

 He decidido no plantar tomates durante este año y el que viene a ver si consigo eliminar la plaga de araña roja que me acecha cada año, y me he optado por plantar patatas, acelgas, lechugas, rabanitos y judías redondas. Además quiero prestar atención a los cultivos de otoño que hasta ahora no he tenido excepto los ajos y debido al clima tan seco del verano quiero probar a sacar provecho del invierno.

De momento es todo lo que puedo contar sobre mi mini-huerto, pronto empezaré con los semilleros de lechugas y acelgas además de preparar la tierra para la nueva temporada.

Disfrutar del día.



lunes, 21 de enero de 2013

Ejercicio 1/1

Os propongo este dibujo para bordar con la técnica que estamos aprendiendo en el primer ejercicio.
Esta forma de bordado se llama cordón o cordoncillo y la podemos aplicar a infinidad de motivos a bordar.
En primer lugar hay que calcar el dibujo y traspasarlo a la tela. Existen varios métodos para realizar esta operación, yo os describo los que más he utilizado: 

1. Papel calco para bordados.
    Colocar una hoja de papel calco para bordados entre la tela y el dibujo a calcar y repasar todos los contornos del dibujo utilizando un punzón o un lápiz y con cuidado de que no se nos mueva, para ello podemos sujetarlo con unos alfileres.

2. Papel vegetal o papel de seda.
    Calcamos el dibujo a bordar en un papel vegetal o de seda utilizando un lápiz. Es preferible el papel vegetal ya que al ser más rígido nos permitirá usarlo varias veces. Colocamos el papel vegetal sobre la tela con la cara pintada de lápiz hacia abajo, es decir, mirando a la tela. Con la ayuda del lápiz o un punzón vamos repasando todos los contornos del dibujo presionando bien para que el grafito del lápiz se transfiera a la tela.
Es un poco aburrida esta técnica pero muy buena para aprender a coordinar los movimientos del pedal con los del bastidor, yo lo estoy haciendo en una máquina eléctrica y me sale fatal ya que tengo que adaptarme al movimiento de la máquina y la velocidad más lenta aún me resulta demasiado rápida.



Disfurtar del día. 


jueves, 17 de enero de 2013

Bolso de lana II


Aquí os traigo un nuevo bolso de ganchillo que salió espontáneamente para aprovechar una lana que había adquirido para hacer gorros. Pues resulta que al empezar a tejer el gorro no me gustaba como quedaba el resultado ya que me parecía demasiado grueso así que me hice este bolso que tenía muchas ganas de hacer.

Está compuesto
por 13 hexágonos tejidos a ganchillo, ¿os imagináis cuantas posibilidades de diseño puede haber utilizando este mismo método?... yo estoy dispuesta a probar varias, por ejemplo de colores diferentes mezclados entre sí; o tal vez utilizando un punto mas calado y meter debajo un forro con color a contraste; combinar ganchillo y tela.... en fin las posibilidades son infinitas.
 
Todavía me falta coserle el forro para que esté listo para usar... a mí me gusta como ha quedado. Me gustaría también saber tu opinión así que si puedes me dejas un comentario para poder conocerla,
Ser felices.

lunes, 14 de enero de 2013

Bordado a máquina- ejercicio I -

Para quien le pueda interesar y para mí misma, comenzamos con el primer ejercicio para el aprendizaje del bordado a máquina, tal y como me lo enseñaron a mí.

El primer paso será preparar la máquina para bordar como he explicado en el post anterior.
A continuación colocamos la tela en el bastidor que previamente habremos forrado con una tira de tela para evitar que el tejido resbale y colocamos la tela bien tensada.


Lo más importante para bordar es el manejo del bastidor, y para ello practicaremos con un ejercicio muy sencillo aparentemente.
Siento no poder poner fotos de la posición en la máquina de coser pero intentaré explicarlo lo mejor posible con estas imágenes.
Ponemos en el bastidor un cabo de cordón del nº 5 clavamos la aguja sobre él y sacamos hacia el exterior el hilo de la canilla. A continuación damos dos o tres puntadas para asegurar el hilo y el cordón y comenzamos a bordar con puntadas muy juntas que irán de un lado a otro del cordón
como si lo quisieramos forrar












Con el dedo índice de la mano izquierda presionamos suavemente el tejido contra la base de la máquina para evitar que este  se levante, CUIDADO DE NO ACERCARLO DEMASIADO A LA AGUJA, y con la mano derecha sujetamos el bastidor y lo desplazamos aprovechando el momento en que la aguja esta en la parte alta para dirigirlo de un lado a otro



Se permiten risas sobre mi dibujo.

Y también sobre mis primeras práctica. Os recuerdo que hace mas de 20 años que no bordo a maquina pero estoy segura de que llegaré ha hacerlo bien.







Aquí ya va saliendo mejor...




Ahora solo queda practicar muchísimo hasta que salga perfecto y podremos pasar al siguiente ejercicio que con la practica que habremos adquirido nos resultará mucho más fácil de realizar.

Hasta pronto.













sábado, 12 de enero de 2013

Avanzando en el camino

He vuelto a retomar mis hojas de otoño después de haber hecho un alto en el camino para dedicarlo a terminar un visillo de ganchillo que ya os mostraré.


 Después de cortar los cuadros del centro los he unido a los bloques de hojas, y a continuación corté los triángulos que quedaran en el exterior del camino de mesa. Y tan contenta yo, al intentar coser el primero me doy cuenta de que los he cortado pequeños; no se lo que ha podido ocurrir. He tenido en cuenta los margenes de costura y creo recordar que lo medí bien, pero está claro que en algo he metido la pata.  Lo peor de todo es que no tengo tela suficiente para cortarlos de nuevo con lo cual tengo que buscar una tela que le quede bien ya que la que estoy utilizando la compre en Creativa Madrid y no tengo ni idea donde la compré. (Esto es lo que suele ocurrir cuando una intenta ser autodidacta)
.
  Aquí se ve mejor el motivo del estampado.
Y esto es todo por hoy.  Me voy a buscar la tela.

Hasta pronto.



jueves, 10 de enero de 2013

Bordado a máquina I

Otra vez estoy por aquí esperando que hayáis tenido unas buenas fiestas y deseando que el 2013 sea al menos un poquito mejor que este añito que se ha ido.
Aunque no era mi intención hacerlo, gracias a una bloggera (Ana Mª), me he puesto a desenterrar alguna reliquia que guardaba de mi niñez. Se trata de unos bordados que hice en un curso de bordado a máquina cuando solo tenía catorce años, hacia el año 1980/81. 
A mi madre se le metió entre ceja y ceja que yo tenía que aprender a bordar y como a mí me gustaba aprender de todo me animé a hacerlo. He de decir que el curso duró unos cinco meses y que asistía dos veces a la semana, además de estudiar FP.
Lo cierto es que después de terminar el curso no he tenido mucho interés en el bordado a máquina y ya casi no me acordaba, aunque hay cosas que si recuerdo bien, otras sin embargo me cuesta recordar como se hacen, pero aún conservo algunas de las muestras y creo que me servirán de ayuda para recordar.
Mi máquina de coser es electrónica pero el curso que hice fue con una máquina muy antigua con su pedal de hierro y su correa de cuero. Era un placer coser en esas máquinas donde tu misma decidías la velocidad a la que querías ir, tu propio ritmo, y no el de la máquina como ocurre con las electrónicas. Me costó mucho adaptarme a bordar en la máquina nueva y me cansé un poco porque entre otras cosas no me gustaba mucho el resultado.
Ahora existen otro tipo de máquinas de bordar en las que se puede programar el dibujo a realizar y trabajan practicamente solas, pero desde mi punto de vista estos bordados no llevan impreso el amor de una labor realizada artesanalmente con tus propias manos.  

Estas son algunas muestras que realicé en el curso,

 El bordado calado es muy delicado y fácil de hacer. 




A la izquierda una letras bordadas con la técnica de realce









Estas flores están realizadas a punto de arenilla. Son muy fáciles de hacer.








A continuación os ofrezco un minicurso para quien quiera iniciarse en el bordado a máquina y que también me servirá a mi misma para reciclarme ya que hace mucho que no bordo a máquina.  Aunque también puede realizarse en máquina eléctrica es mucho más fácil con una máquina manual de pedal. Comenzaré dando unas nociones básicas para la preparación de la máquina de coser:

Utilizaremos una aguja del nº 70 .

El hilo conviene que sea del nº 50 para bordar a máquina.

La tensión del hilo de la canilla debe de estar un poco más tensa de lo habitual.

Hay que bajar los "dientecitos de arrastre del tejido" ya que seremos nosotras las que llevaremos el movimiento mediante un bastidor para bordar a máquina.

Desmontamos también el prensatelas.

Y partiendo de aquí podemos empezar a practicar.

En mi siguiente entrada de esta etiqueta comenzaremos ha realizar el primer ejercicio para el cual necesitaremos un trozo de tela blanca de algodón, una bobina de hilo del color que queráis  del nº 50 para bordar a máquina, un bastidor para máquina y unas tiras de tela blanca para forrar el bastidor, 1 metro de hilo de algodón blanco del nº 5 o el 8, del que se usa para hacer ganchillo. También necesitaremos unas tijeras para bordar de punta curvada.

Aquí os espero.